Charla sobre las redes sociales y los niños de la Policía Nacional

¡Hola familias!

El pasado 10 de Octubre estuvimos en una charla en el Colegio sobre adolescencia y Redes Sociales. La charla la impartía un oficial de la Delegación de Participación Ciudadana de la Policía Nacional.

La verdad es que, como casi siempre, había muy pocos padres y los que estábamos quizás eramos los que más al día estábamos. Pero eso es positivo porque hubo un poco de tiempo para debate. Os hago un poco de resumen de lo que se habló.

La idea principal que nos transmitieron fue que

Dejar a un niño solo en las Redes Sociales es como dejarle sólo un día en medio de la Gran Vía.

Lo que debemos hacer los padres principalmente es acompañar a los niños en su ingreso en las redes sociales e Internet. Y eso hay que hacerlo antes de que se hagan adolescentes y no nos escuchen.

Madre e hija en el ordenador
Madre e hija en el ordenador

Pero antes de que corráis a hacerles una cuenta en Facebook, vamos a hablar un poco de las edades apropiadas para enredar en Internet. Nuestro hijo mayor tiene 10 años y algunos de sus compañeros ya tienen Smartphone porque ha sido el regalo estrella de las comuniones.

El Policía Nacional se echaba las manos a la cabeza porque las redes sociales tienen sus propias normas y la edad mínima permitida es bastante mayor:

  • Facebook: 13
  • Whatsapp: 16
  • Instagram: 14
  • Twitter: 14
  • Youtube: 14
  • Path: 18

Pero además, en España, los niños no pueden darse de alta en redes sociales antes de los 14 sin el consentimiento de los padres.

Comportamiento seguro en las redes sociales

Nos dieron unas nociones sobre el comportamiento en redes sociales para que sea un entorno seguro (esto es también para los padres):

  • La imagen personal es un derecho y responsabilidad de cada uno. Hay que guardarla con celo. Ojo con lo que se publica, porque lo que entra en Internet puede llegar a manos de cualquiera.
  • No hablar nunca con extraños. La gente que conoces en Internet no son amigos, no sabemos qué pueden querer de nosotros.
  • No admitir como amigos a gente que no es nuestra amiga en el Mundo Real.
  • Por supuesto, cerrar los perfiles y aplicar  privacidad para que nuestros perfiles no sean accedidos por todo el mundo.

Mi hijo ha conseguido un móvil

Nuestros hijos son nuestra responsabilidad en el Mundo Real y también en Internet, y seremos responsables de lo que hagan. Y en Internet pueden cometer delitos.

Hasta los 16 años, los niños no recibirán ningún castigo por lo que hagan de parte de un juez. De los 16 a los 18, recibirán castigos según la ley de menores, serán responsables de sus actos ante la ley. Y a partir de los 18 pues, son adultos, les caerá la ley como a todo el mundo.

Delitos en redes sociales
Delitos en redes sociales

Por eso nos recomiendan que no tengan un móvil propio como mínimo hasta los 14 años (la edad que marca la Ley para que puedan usar Internet sin permiso ni vigilancia de los padres).

¡Ah! Pero pueden conseguir uno si hacen la comunión, llegan los reyes, ahorran la paga o les regala alguien un móvil viejo.

Hay que dejar claro, que mientras vivan en casa y no sean adultos, las normas las ponemos nosotros los padres. Da igual que el móvil lo haya comprado él con su dinero porque el artículo 154 del código civil indica que los padres administramos sus bienes y el artículo 155 dice que los niños deben colaborar en casa en medida de su posibilidades.

Artículo 155

Los hijos deben:
1. Obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad, y respetarles siempre.
2. Contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia mientras convivan con ella.

Imprimir, hacer 6 copias y colgar en cada habitación de la casa, incluido el baño.

Así que lo de que el móvil es suyo, sí, pero lo administras tú. Y sí, podrá tener dinero para comprarse un móvil, pero tiene que colaborar a mantener la casa. Así que tendrá que elegir: móvil o ropa nueva. O comer filete o móvil. Porque el dinero que tiene lo tiene que usar para colaborar en casa. La verdad es que nos dieron argumentos, otra cosa diferente es usarlos llegado el momento.

Faltas y delitos que cometen los niños en Internet.

Ojo, leed con cuidado porque seguro que alguno de estos comportamientos los hemos visto (o incluso practicado) cualquiera sin pensar que estábamos cometiendo una falta.

  • Atentan contra la imagen de otros niños insultándolos, vejándolos
  • Piden o aportan contenidos considerados pornográficos (las fotos de los niños en ropa interior o sugerente, son considerados delictivos)
  • Difunden falsedades y rumores sobre otros niños con el ánimo de fastidiarles.
  • Faltan el respeto a la autoridad

Hay que tener en cuenta que insultar a un profesor (por ejemplo, llamarlo hijodeputa) a través de redes sociales es como llamárselo a un Policía por la calle. Y que lleva una multa de entre 600 y 800 euros que tendrán que pagar los padres si el agredido lo denuncia.

Y el Whatsapp es una red social a estos efectos.

Otros malos comportamientos de los niños y adolescentes en redes sociales

  • Utilizar las redes sociales después de cenar: se debe evitar el uso de las redes sociales cuando están en su cuarto a solas, sin vigilancia.
  • Utilizar el móvil en la mesa (mientras se come): Es una falta de educación muy grande – que todos cometemos “alguna vez” – y que debemos evitar.
  • Tener los perfiles de redes sociales en abierto, de forma que cualquiera puede ver lo que publican.
  • Creer que los “estados” de Whatsapp, Instagram, Snapchat, etc. caducan: Caducar caducan, pero los puede haber guardado cualquiera, así que no metas contenido chungo. Lo que entra en Internet, se queda en Internet para siempre.
Niña mirando el móvil
Niña mirando el móvil
  • Aceptar como amigo a todo el mundo. Admiten a cualquiera que se lo pida. Aunque les hayan visto una vez, sea un desconocido amigo de un amigo, etc. Deben ser celosos de su intimidad.
  • Hacerse fotos haciendo el chorras: poniendo morritos, enseñando abdominales, mostrando escote. Cuando crezcan se arrepentirán.
  • Insultarse unos a otros como energúmenos. Se tratan unos a otros de “Hijoputas” o de “putas”. El lenguaje fuerte abunda.
  • Crear o propagar cotilleos o rumores. La Policía puede rastrear los rumores hasta dar con la fuente. Ojito con lo que se pone en las redes y sobre quien. Máxima alerta.

¿Qué podemos hacer nosotros como padres?

Hasta los 16 años, como lo que hagan es responsabilidad nuestra, así que nos recomiendan:

  • Control absoluto de la actividad del móvil: No hay intimidad.
  • Los perfiles de redes sociales: todos cerrados (privacidad absoluta)
  • Control de las amistades, que incluirá preguntar por cada amigo y una poda paternal regular de las amistades en redes sociales.
  • Conocer todas las contraseñas. Si no sabemos una contraseña, pues te quedas sin móvil.
  • Podemos coger el móvil y fisgar en todo momento.
  • Decidimos a qué grupos de Whatsapp puede pertenecer, según su contenido. Si en un grupo se insultan como energúmenos, les obligamos a salir.

Con 16 y hasta los 18 años:

  • El móvil no es un derecho, es un privilegio. Así que hay que cumplir con las normas de casa para cogerlo.
  • Las normas de uso incluyen: un horario máximo, que excluye la noche y cuando estemos con más personas (comiendo, jugando, lo que sea).
  • Tarjeta prepago: si tienes control sobre el suministro de Internet, podrás cortarlo.

No hagas en las redes sociales lo que no harías en el Mundo Real.

Aconsejarles y acompañarles:

  • Estar como amigos en sus redes sociales.
  • Enseñarles a usar las redes cortés y educadamente (Netiqueta).

Podemos enseñarles comportamientos seguros:

  • No advertir a los ladrones que no estamos en casa anunciando que nos vamos o estamos de vacaciones.
  • No enviar fotos o vídeos comprometedores a nadie.
  • Decirles que si te ofrecen una recarga de móvil a cambio de amistad (a cualquier nivel) seguramente se trata de una mala persona
  • Que nos avisen si ven en Internet algo que se salga de tono: sexo ¡o violencia!
  • Configurar Google para que ofrezca resultados de búsqueda seguros.
  • No sacarnos fotos donde aparezcan pistas de a qué colegio vamos o donde vivimos.
  • No sacarnos fotos donde aparezcan objetos de valor que haya en casa (cuadros, muebles, joyas).

Conclusiones

Que los niños están bajo nuestra responsabilidad y si la lían, nosotros apechugamos con las consecuencias.

Los niños nos deben respeto a todos los niveles, lo dice el código civil. Ningún juez nos culpará por retirar el móvil al niño.

No hagas en Internet lo que no harías en la Vida Real. Sé amable y respetuoso con todos.

No tienes cientos de amigos. Tienes pocos. Esos son los que tienen que estar en tus redes sociales.

¿Y tú qué opinas?